sumario
art XX-XXI
contacta
 


Pequeño recorrido por la vida de María Blanchard
Laura Brasstein Martín
25/05/2004


El 6 de marzo de 1881 nace María Gutiérrez Blanchard, primogénita del matrimonio compuesto por Concepción Blanchad Santisteban y Enrique Gutiérrez Cueto. Debido a una caída que su madre sufrió, durante el tiempo de gestación, nació con una deformidad física (tenía enanismo, joroba, cojera) que le causó indecible sufrimiento hasta su muerte, ya que la crueldad de sus semejantes, la llamaban "la bruja", la convirtió en un ser solitario.

Desde niña mostró gran habilidad y destreza con el dibujo, afición que alentaron sus padres, quienes le permitieron trasladarse a Madrid para iniciar su formación en artes plásticas, en 1902. Dos años más tarde muere su padre, por lo que su madre y sus cuatro hermanos, se instalan con ella en Madrid. Es un momento difícil para la familia, pero gracias a la ayuda económica prestada por su tío Domingo Gutiérrez, María puede seguir estudiando. En 1906 es alumna de Fernando Álvarez de Sotomayor, y presenta en la Exposición Nacional de Bellas Artes su obra Gitana. Y en 1908, su cuadro Los primeros pasos obtiene la tercera medalla del certamen.

Al año siguiente, cuando la pintora contaba con veintiocho años de edad, la Diputación y el Ayuntamiento de Santander le conceden una beca para poder ir a París. Ya en París, recibe clases de Van Dongen y Hermenegildo Anglada Camarasa, quien le enseñó el empleo del color y la ayudó a superar los academicismos. En 1910, recibe otra medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes, esta vez el segundo premio, por su obra Ninfas encadenando a Sileno.

En la ciudad del Sena conoce a Diego Rivera, Juan Gris y a Jacques Lipchitz, entre otros, lo que sin duda fue determinante en su evolución posterior. Regresó a España en 1914, donde le sorprende el estallido de la I Guerra Mundial, esto le hace imposible volver a París por lo que se queda en Madrid. Un año después, Ramón Gómez de la Serna organiza una exposición, Pintores Íntegros a la que acude Blanchard, el fracaso fue rotundo. Gracias a esto y a la precaria situación económica por la que atraviesa su familia, decide opositar para la cátedra de dibujo de la Escuela Normal de Salamanca, y lo consigue. Sin embargo su presencia en esa ciudad es corta, ya que sus alumnos no paran de hacer comentarios crueles sobre su aspecto físico. Vuelve de nuevo a París donde se reencuentra con sus amigos, especialmente con Juan Gris, en cuya casa se aloja. En 1918 conoce a Leonce Rosenberg y entra a formar parte de su cartera de pintores de la galería L'Effort Moderne. Comienza su andadura por el cubismo, exponiendo su obra en muestras internacionales como la celebrada en Bruselas en 1920, en la que compartió protagonismo con pintores como Picasso, Léger o Braque; su pintura se incluye en las exposiciones del "Salon des Independants".

En 1921, su cuadro La comulgante, pintado en 1914, logró el aplauso de la crítica y el público parisino. Sus obras empezaron a venderse, pero de nuevo la mala suerte la persigue, pierde el apoyo de Rosenberg y vuelve a conocer las penurias económicas, hasta que el mecenas belga Frank Flausch la ayuda mediante un contrato mensual. Sin embargo, la alegría y la prosperidad duraron apenas unos años, ya que en 1926 muere su mecenas y amigo Flausch, y el año siguiente es el turno de Juan Gris. Todo ello acentuado por su deterioro físico, provocado por la tuberculosis, así como una carga añadida, la de su hermana Carmen y sus hijos, que buscan refugio en casa de María. A pesar de todo, sigue sacando fuerzas para pintar, y vuelva a tener a un marchante, Max Berger, director de la galería Valvin de París, y a un mecenas. Sus problemas económicos se resuelven, pero no así los de salud, por ello busca consuelo en la religión y se plantea entrar en un convento, pero es disuadida por su confesor. En los últimos años de su vida vuelve a tener problemas económicos, ya que debe mantener a su hermana y a sus sobrinos, esto le hace sufrir recaídas de salud, hasta que finalmente, en abril de 1932, fallece en su estudio de la calle Boulard.

Sus primeras obras, realizadas hasta 1914, poseen un marcado carácter costumbrista. Se advierten en ellas, influencias de Anglada, Mir e incluso, con anterioridad, de López Mezquita y la pintura granadina, según se puede observar en La gitana (1907). Más tarde, las pinceladas cubistas irrumpen en sus lienzos, pero interpretándolo de modo muy personal, según revela Mujer con abanico (1916), siempre dentro de un moderado modelo compositivo, el objeto recreado sigue fiel en la representación y no sufre desarticulación ni descomposición alguna. Las obras de 1920 en adelante, vuelven a una figuración casi absoluta.


SINOPSIS DE LA VIDA DE MARÍA BLANCHARD
1881
El día 6 de marzo nace en Santander, María Gutiérrez-Cueto y Blanchard.
1891
María Blanchard estudia dibujo y pintura con su padre.
1893
Catástrofe santanderina por la explosión del "Cabo Machichaco".
1898
Desastre colonial español.
1899

María se traslada a Madrid para estudiar pintura.

1903
María Blanchard es discípula de Emilio Sala, Sotornayor y Benedito.
1908
María obtiene tercera medalla en la Exposición Nacional por su cuadro Los primeros pasos. Solicita de la Diputación de Santander una beca para estudiar en París. Veraneo en Ucieda.
1909

María estudia en París con Hermen Anglada Camarasa.

1910
María Blanchard obtiene segunda medalla en la Exposición Nacional con su cuadro "Ninfas encadenando a Sileno".
1913
María Blanchard regresa a Madrid. Comparte con el pintor mejicano Diego Rivera un estudio en la calle de Goya. Veraneo en Cabezón de la Sal.
1914

María conoce al lituano Jacques Lipchitz.

1915
María Blanchard participa en la Exposición de Pintores Integros que organiza en Madrid Ramón Gómez de la Serna; su cuadro "Venus de Madrid" produce escándalo entre los académicos. Viaje a Granada. Posible primera Composición cubista. Lipchitz le escribe desde París.
1916
María Blanchard reside unos meses en Salamanca como profesora de dibujo. Composiciones cubistas.
1917
María vuelve a París. Bodegones cubistas.
1918

María Blanchard hace amistad con Juan Gris a través de Lipchitz. Amistad con Lhote.

1919
María Blanchard decide no volver a España.
1920
María Blanchard triunfa en el Salón de Independientes con su cuadro "Communiante".
1921
María, La Fresnaye y Lhote inician el neocubismo.
1922
María Blanchard conoce a Gerardo Diego en casa de Juan Gris.
1923

María Blanchard expone en Bruselas (Ceux de Demain).

1927
Crisis religiosa de María Blanchard,de exacerbado catolicismo. Libro de Waldemar George.
1931
María Blanchard se siente enferma en su estudio de la rue Boulard 29. Paul Claudel le dedica el poema "Saint Tarsicius", desde Washington.
1932

El día 5 de abril muere María Blanchard en París.


Índice bibliográfico

- CAFFIN MADAULE, Liliane, Catalogue raisonné des oeuvres de Maria Blanchard, London, Liliane Caffin Madaule, 1992-94. (2 v.)

- Siete pintores españoles de la Escuela de París : María Blanchard, Juan de Echevarría, Juan Gris, Francisco Iturrino, Joan Miró, Pablo Ruiz Picasso, Daniel Vázquez Díaz, Madrid, Caja de Madrid, 1993


Índice iconográfico

1. Fotografía de María Blanchard con una alumna

2. Mujer con abanico, 1916

3. La echadora de cartas, 1925-1926